MILAGRO CON LA MADRE MARÍA

En 1994, estaba aquejado por una apariencia física: era un dolor insoportable en las piernas, especialmente en las rodillas, que casi me impedía caminar una manzana. Los médicos me revisaron y no dieron con la causa. Como pude, llegué hasta Lourdes, en Francia, donde estuvo la Madre María físicamente y donde pulsa el Templo de Su Sagrado Corazón.


Allí, una noche, después de las doce, cuando la gruta ya estaba ausente de la multitudinaria cantidad de peregrinos que la visitan, le solicité a la Madre el milagro de la curación de mis piernas, que tanto necesito para llevar, adonde se me solicita, la Enseñanza Espiritual Metafísica. Le prometí a la Madre María que, si este milagro era concedido, me dedicaría a dar conferencias sobre Su libro, por todos los rincones del mundo donde me fuera posible. El milagro se realizó a los pocos días, y la promesa ha sido cumplida. Para facilitar el estudio de las “Memorias de la Amada María, Madre de Jesús”, escribí un texto síntesis llamado “Concepto Inmaculado”, donde expongo todo lo explicado por Ella, de forma ordenada y resumida.


En el año 2001, regresé a Lourdes. Estando en silencio ante la gruta, me vino a la mente que nuevamente debían ser traducidas Sus “Memorias”, -esta vez en Buenos Aires, Argentina-, y que en la portada de esta nueva edición debía aparecer el nombre de la Madre María como autora de Su propio libro, cosa que había sido negada en publicaciones anteriores, quedando así sus derechos como patrimonio intelectual de la humanidad, en preparación para el advenimiento de la Madre María como Espíritu Envolvente del año 2004.


Al día de la fecha, ya que se han realizado varias ediciones de esta obra de la Madre María.


Extraído del Libro “MILAGROS DE CURACIÓN Y OTRAS COSAS”, de Rubén Cedeño.