METAFÍSICA CRISTALINA

ENSEÑANZA DE LA ERA DE ACUARIO

La Metafísica es la Enseñanza de la “Era de Acuario”, es muy evolucionada para este momento, y, al respecto, se pueden decir algunas cosas: en la Tierra no hay enseñanza interna más ancestral y segura que el “Sanātana Dharma”; tampoco un ser más elevado que el Señor Gautama, quien dirige la Jerarquía Espiritual; no hay una instrucción de mayor alcance vivencial que la dada por los “Seres Internos Despiertos” encarnados en la Tierra, como lo fueron Krishna y Jesús; no hay nadie con más poder sobre los Gobiernos del Mundo como El Morya; otro que sepa más sobre las Enseñanzas como el Señor Koot Hoomi, y que conozca más de los Rayos que su estudiante, el Maestro El Tibetano; no hay uno con más cultura que el Mahā Chohán, Pablo el Veneciano. Los seres con las Enseñanzas más actualizadas para la “Era de Acuario” son el Maestro El Tibetano, Saint Germain, Krishnamurti, Lady Miriam, complemento del Maestro el Morya, y Lucy Littlejohn, complemento del Maestro Serapis Bey. En Metafísica se conoce, se comunica y se trata de poner en práctica las enseñanzas de todos estos Seres. Esta enseñanza Se implementa en orden, con la pedagogía más moderna y con programas de educación de punta, comunicándola y poniéndola al alcance de toda la humanidad sin costos ni requisito alguno. Además de enriquecerla con la práctica del Orden Ceremonial, refinamiento, etiqueta y cultura correspondiente al Séptimo Rayo Violeta, propio de la Era actual.





ALGO SENCILLO Hay algo sencillo, sabio y profundo a la vez: los Metafísicos conocemos y

tratamos de realizar a Dios, sus Siete Aspectos y Principios. Nosotros hablamos con el entusiasmo del “Espíritu de la Metafísica”, lo que vivenciamos a diario con la Enseñanza y descubrimos en nuestras investigaciones. Por eso, a la gente le gusta, porque no somos copia de lo que se lee en los libros, comunicamos una Enseñanza viva. En Metafísica nos aseguramos de que todo sea una Verdad que pueda ser comprobada por quien la estudia. En Metafísica es imposible que exista fanatismo, porque investigamos todo de forma escéptica, incrédula, y, cuando instruimos es porque lo hemos comprobado, solo hablamos y recomendamos lo vivenciado, y eso tiene una vibración muy fuerte.


Extraído del libro "Perfil de la Metafísica" de Rubén Cedeño