MADRE MARÍA

El día 8 de Diciembre se celebra la Inmaculada Concepción de María. San Joaquín y Santa Ana, padres de María, la entregaron al sumo sacerdote del Templo para que viviese consagrada como Vestal al servicio del Señor. Al cumplir catorce años, María regresó a su casa sabiendo la misión que le esperaba. El sacerdote del Templo trató de entregarla en custodia a un santo varón, por lo que dijo: “Que todo aquél que no tenga mujer, venga con una vara en la mano”. Todos los varones sin mujer llevaron la vara, y el sacerdote las colocó en el “Sanctasanctórum”. Al devolverlas a sus dueños, sólo la vara de José había florecido, y de ella salió una paloma blanca que ascendió y se perdió por los cielos.



"Presentación de María en el Templo" de Tiziano


María fue entregada a José, y al irse a vivir con él, se encargó de coser y cuidar el velo del Templo. Un día, estando en su casa de Nazaret, se le apareció el Arcángel Gabriel y le dijo: “Dichosa eres María, porque has preparado al Señor una habitación en tu seno. He aquí que una Luz del cielo vendrá para morar en ti y por tu medio iluminará a todo el mundo”. María quedó embarazada.

Después de algún tiempo, María y José se trasladaron a Belén para ser empadronados. A la medianoche, en una cueva, nació Jesús. En el momento del alumbramiento, todo se iluminó como si fuese de día.

María, como vestal del Templo consagrada a Dios, se casa con José que simbólicamente representa al Padre,