“LOTO CRÍSTICO”

El “Alma Espiritual” o “Cristo Interno”, en su aspecto lumínico, semeja un Loto de doce pétalos radiantes de Luz que es sensible al llamado del “Om” cuando es entonado con la debida intención de invocación; por eso se recomienda hacerlo en el momento de la meditación. De estos doce pétalos, tres de ellos conforman una Llama Triple que está relacionada con la espiritualización del vehículo Físico/Etérico; otros tres pétalos, a forma de Llama Triple, están relacionados con la espiritualización del vehículo Emocional o Astral; y tres más están comprometidos con la espiritualización del vehículo Mental. Mientras tanto se mantiene, en el corazón de este Loto Ígneo, la “Joya en el Loto”, que es la esencia de la “Santa Llama Triple” que desciende de la “Divina Mónada” y mora en el corazón humano.


Extraído del Libro “ESOTERISMO DE LA METAFÍSICA”, de Rubén Cedeño.