LA CAJA SECRETA

Había una vez un Rey que tenía un gran secreto dentro de una “caja secreta” con el cual sostenía su poder, riqueza y el bienestar de su pueblo. Nadie había podido descubrir el secreto. Un día, un niño se coló clandestinamente hasta la habitación donde estaba la “caja secreta”, la abrió y se enteró del “gran secreto”. Entonces, se puso orgullosamente a decírselo a todo el mundo. Pero como se trataba de súbditos ignorantes, mentalmente escasos, no le creyeron al niño y el secreto siguió siendo secreto; el Rey, Rey; el Reino, Reino; y quien quedó mal fue el niño.


Los métodos de la Metafísica son muy duros. Cuando se viola lo que se debe mantener en Silencio, se hace lo que no se debe, se quebrantan los principios del Amor Fraternal, la sola vibración de pureza del grupo (si el grupo es puro) y la vibración de los Maestros expulsa a quien realiza esto, sin necesidad de que nadie lo proscriba.

Bien decía William Shakespeare: “Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras”.

Extraído del Libro “ESOTERISMO DE LA METAFÍSICA”, de Rubén Cedeño.

Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic