GUARDIA CONSCIENTE

Es muy importante que los estudiantes sinceros eviten cosas perturbadoras y negativas, porque estas dejan entrar elementos indeseables que se infiltran inconscientemente. Cuando materialmente no se pueda evitar, debe realizarse la siguiente afirmación: “YO SOY la Presencia Guardiana que consume al instante todo lo que busque perturbarme”. De este modo, no solamente se protege él mismo, sino que ayuda también a la otra persona. Aunque no se debe temer nada, es necesario mantener una guardia consciente hasta que se haya obtenido la suficiente maestría como para controlar los propios pensamientos, sentimientos y la propia receptividad.


Los estudiantes o individuos que muestran una inclinación a permitir que las personalidades o las condiciones los acosen, los molesten, tienen que observarse a sí mismos profundamente; en el instante en que observan que la atención se está fijando sobre la conciencia externa, deben apartarse y llenar a la persona, el lugar o la condición con Dios, la “Poderosa Presencia YO SOY”, y declararse a sí mismos: “A través de mi Presencia YO SOY, lleno conscientemente a esta persona (lugar o condición) con Dios. Por eso, en mi conciencia externa, yo sé positivamente que solamente la Acción Perfecta y Verdadera se está manifestando aquí, para mi éxito y felicidad”.


Con el uso de la “Presencia YO SOY”, tienes Dominio Completo y Control Ilimitado sobre todas las condiciones perturbadoras. Cuando hablas de la “Presencia YO SOY”, estás hablando de la Presencia que el Ser Ascendido ES. Debes comprender profundamente que cuando dices: “YO SOY”, este es el pleno Poder de DIOS actuando, que no conoce fracaso alguno.


Si el temor te hace creer en una presencia perturbadora, tú eres el responsable, ya que si hubiera una presencia perturbadora y tú la calificaras con la “Presencia YO SOY”, verías cuán imposible sería para ella molestarte. Solo hay una energía actuando, y en el mismo momento en que reconoces en ella a la “Presencia YO SOY”, recalificas esa actividad con Perfección.


Utiliza a menudo: “YO SOY la Presencia que nada puede perturbar”. Mantente en una actitud calmada y alegre, pase lo que pase.


Te suplico, amado estudiante, que cierres tu mente a la ignorancia y a las sugerencias inarmoniosas de los seres humanos en todas partes. Es imperativo que hagas esto, si deseas traer a tu mundo Alegría, Belleza, Opulencia y Perfección de todo tipo.