EVALUACIÓN

Una manera de evaluar si la gente sabe y practica o no la Enseñanza Metafísica es viendo cómo vive. Si está llena de problemas, con la cara fruncida, y a toda pregunta contesta con una negatividad, significa que no está aplicando lo que aprende. Cuando no se domina un tema, no debe crearse ninguna culpabilidad, sencillamente, se vuelve a leer y se busca que se vuelva a explicar; esa es la actividad de ese día, o de ese momento. A medida que se avanza, se sigue preguntando y cuando no se sepa algo, hay que detenerse y trabajar sobre lo que no se domina.

A veces, a la hora de responder a la pregunta "¿qué es la Metafísica?” hay estudiantes avanzados que tartamudean y tiemblan. Eso quiere decir que hay que revisar algunos temas. Este plan pedagógico induce automáticamente a una revisión para que el estudiante no falle en nada. Está diseñado de tal manera que podemos supervisar que todo el mundo tenga la información para que la Enseñanza le funcione. Estas son técnicas universitarias aplicadas a la Metafísica. Es como cuando se estudia ingeniería y se aprende el cálculo para la construcción de un puente: cuánto de hierro, cemento, piedra, cal y arena hay que usar, lo cual no puede fallar porque el puente no se puede caer. El Gran Compendio de la Metafísica tiene el cálculo, y se supone que, si se aplica todo lo que dice allí, tiene que funcionar.
Texto extraído del libro "PERFIL DE LA METAFÍSICA" de Rubén Cedeño publicado por Editorial Señora Porteña

Artículos Destacados