top of page

ESPÍRITU DE LA GRAN HERMANDAD BLANCA

Por el Maestro Hilarión


El Espíritu de la Gran Hermandad Blanca es un ejemplo científico maravilloso del Poder dual de la fuerza centrípeta y centrífuga. CUANDO ES NECESARIO, TODO EL PODER DE ESTE ESPÍRITU PUEDE SER DIRIGIDO, EN UN INSTANTE, A CUALQUIER PUNTO DE LA ATMÓSFERA DE LA TIERRA PARA AYUDAR Y PRESTAR SERVICIO. Cuando el requerimiento es satisfecho, el poder retorna al corazón de este Espíritu, donde se ha formado, para cubrir las necesidades. AUNQUE SE LO USE A CADA HORA, NUNCA PIERDE POTENCIA NI PODER. POR EL CONTRARIO, GANA FUERZA POR MEDIO DE ESE USO IMPERSONAL. Ustedes podrían decir que este Espíritu es como un “Administrador” o “Guardián” de Poderes extraordinarios que, a su discreción, son dirigidos al mundo; una Inteligencia que busca promover la Paz en la Tierra y la Buena Voluntad entre los seres humanos. Este Espíritu, siendo un Ser Inteligente, observa y conoce la razón de cada individuo y actúa, de acuerdo con la sinceridad de esa razón, para ayudar a aquel que sostiene una buena causa.


Vamos a tomar un ejemplo cósmico. Cuando el Señor Maitreya (ahora el nuevo Buddha) expresó a la Gran Hermandad Blanca que el Momento Cósmico para el nacimiento y misión de Jesús Cristo había llegado, el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca reunió a TODOS LOS SERES (Divinos y humanos) que podían ayudar a Jesús en el cumplimiento de esta misión. Este Espíritu los dotó de mayor fuerza, gracia, constancia y entusiasmo, y cuando, durante el transcurso de los acontecimientos humanos, el Ministerio de Jesús se mostró en la pantalla de la vida, este Espíritu no solo sostuvo a Jesús, a José y a la Madre María, sino también a los menos desarrollados pero sinceros discípulos durante todo el transcurso de sus vidas.


Vamos a tomar un ejemplo humano. Cuando un individuo desea beneficiar a la raza humana sin motivaciones personales de ningún tipo, el mismo Espíritu vierte más y más de Su Amor y Luz a través de ese ser, ayudándolo y enfrentándolo a las más grandes posibilidades, para que complete su servicio (inventos, beneficios humanitarios o cualquier cosa que sea).


Por lo tanto, cualquier individuo que está prestando servicio en esta Tierra para expandir la Luz del Mundo es literalmente sostenido por el Espíritu de la Gran Hermandad Blanca, el cual le permite completar su trayectoria honorablemente y ofrecerle a la raza los frutos de su trabajo. Sin esa ayuda invisible pero potente, ningún ser no ascendido podría o sería capaz de hacerlo. Por lo tanto, ¡bendigan al Espíritu de la Gran Hermandad Blanca donde sea que vean a un hombre o mujer bueno actuando en el Santo Nombre de Dios, pues ese individuo es literal y prácticamente sostenido en ese trabajo por este Espíritu y su generoso sustento!


Extraído del Libro “RECINTOS DE CURACIÓN”, del MAESTRO HILARIÓN.

Editorial Metafísica.


Comments


Artículos Destacados
Artículos Recientes
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic
bottom of page