EL PLANETA URANO

Todos los habitantes de Urano son personas que se han desarrollado hasta un punto en el que no hay sufrimiento, enfermedad, muerte, desintegración ni decadencia. Son gente muy grande; la mayoría de ellos miden entre dos y dos metros y medio de altura cuando alcanzan su pleno desarrollo. Son una raza de cabello dorado y ojos azules, y sus actividades están particularmente relacionadas con la Nueva Era. La búsqueda y el entusiasmo por el uranio en el planeta Tierra no es un accidente en este momento, porque algunos individuos han venido desde el gran Urano para ayudar en este período de transición, y la radiación y efusión de sus presencias ha creado depósitos de uranio que son parte del regalo de ese planeta a la Tierra.


( ... )

La gente de Urano está preparándose para pasar a la órbita de Aquaria. ¡Ustedes han oído mucho acerca de la Era de Acuario! Eso se debe a que Urano, en su movimiento horizontal, entrará en la órbita de Aquaria; y la Tierra, al pasar a la órbita de Urano, ¡estará lista para entrar en la órbita de Aquaria en la próxima ola cósmica!

Todos estos hechos acerca de otros planetas han llegado a la Tierra a través de individuos que originalmente vinieron de esas razas. Hay gente de Urano, de Aquaria, de Mercurio, como también aquellos que pertenecen a la Tierra, y cada uno trae memorias de su planeta y su evolución.

Aunque los que vinieron de Aquaria han atraído la atención de la humanidad hacia lo que ellos llaman “La Era de Acuario”, ustedes tendrán primero la “Era de Urano” cuando la Tierra alcance esa hermosa perfección que se expresa en el planeta Urano.




El modo en que los astrónomos observan actualmente el Sistema Solar no es correcto, debido al hecho de que una galaxia se mueve en espiral y está en constante movimiento. Ellos captan estrellas, pero no consiguen la perspectiva adecuada. Detectan estrellas que están en sistemas diferentes o que pertenecen a otra galaxia. El cambio de los registros externos de la astronomía llegará, aunque quizás no en un tiempo cercano.

Los habitantes de Urano son descriptos como pertenecientes a la época en que las “amazonas”, las bellas damas de cabello dorado, habitaban en este planeta. La mayoría de ellas vino de Urano y muchas, al reencarnar nuevamente en la Tierra, utilizando la sabiduría cósmica, lo hicieron en cuerpos más pequeños para ser menos llamativas. ( ... )


En Urano, el centro de todo el esquema planetario está construido alrededor del Sacerdocio Espiritual, que es plenamente reconocido y que gobierna no solo el continente donde se encuentra el Templo Principal, sino también el resto de los continentes de ese planeta. La gente allí reconoce absolutamente la Soberanía Divina de este Sacerdocio Cósmico.

Los habitantes de Urano son muy bellos y de proporciones enormes; un niño de tres años llega a medir un metro treinta y cinco centímetros, y todos son entrenados desde la infancia en los Rituales de Invocación y Radiación, y en los Poderes de Levitación, Precipitación y Eterealización. Los Maestros Ascendidos y Seres Cósmicos caminan y hablan con ellos así como ustedes caminan y hablan entre ustedes. No hay velo de maya ni creación humana alrededor del planeta. Es maravilloso ver lo que una evolución puede lograr cuando no existen esas mareas de energía psíquica, nada que impida la expansión de la Inmortal Llama de Dios dentro del corazón para cumplir con el Plan y Patrón Divinos.