EL CRISTO PUEDE

El participante espiritual aprende y se ejercita en pensar y sentir, ante toda circunstancia difícil de la “Vivencia Espiritual”, o cuando cree que no puede hacer o superar algo: “MI CRISTO PUEDE”. Siempre hay que tener confianza en el “Cristo Interno”. Explica el Maestro Koot Hoomi: “TÚ, el verdadero TÚ, eres una chispa de la Divina Llama; Dios, que es omnipotente, mora en ti y, por esta razón, nada existe que tú no puedas hacer, si quieres lograrlo. Dite a ti mismo: ‘Lo que el ser humano ha hecho, el ser humano puede hacerlo. Yo Soy un ser humano y, a la vez, Dios en el ser humano; si deseo hacer tal cosa, lo puedo realizar’. Porque tu voluntad deberá ser cual templado acero, si hubieres de hollar el Sendero”.


Extraído del Libro “PRIMERA INICIACIÓN”, de Rubén Cedeño.