EL BIEN Y EL MAL EN EL CINE

Los Maestros de Sabiduría, cada cuanto tiempo y oportunamente, dan a conocer a la humanidad la diferencia entre la “Luz” y las sombras, para que no se caiga preso de la oscuridad. En el siglo XIX, lo hicieron por medio de óperas, inspirándole a Wagner la Tetralogía del “Anillo de los Nibelungos”; a Gounod, el “Fausto”; a Boito, “Mefistófeles”. Como ahora uno de los mayores intereses de la humanidad es el cine, han surgido películas que tratan el tema, incluso algunas veces en series, como las de “El Señor de los Anillos”, “Matriz”, “La Guerra de las Galaxias” y “Harry Potter”. Esto se ha realizado para darle a entender a la humanidad, la realidad de que existe un universo constructivo que puede hacerle el bien al mundo, a pesar de la afrenta con la oscuridad que esto genera.


La lucha entre “Las Fuerzas de la Luz” y la oscuridad, vista en representaciones operísticas, teatrales y en películas, aunque parezca ciencia ficción, a veces sucede –en los planos internos- tan verazmente como en esas obras. El Maestro Saint Germain, específicamente, está encargado de inspirarlas; por eso es importantes que sean apreciadas, analizadas, y no se pierda la oportunidad que ofrecen de aprender.


Extraído del Libro “ESOTERISMO DE LA METAFÍSICA – TOMO III”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.


Artículos Destacados