DIVINA UNIÓN

La lectura espiritual, la realización de decretos e invocaciones, puede traer como consecuencia el contacto con el "Cristo Interno", y por eso se recomienda hacerlo. Es importantísimo hacer decretos; en la India los hacen en sánscrito, porque es su idionma, y cuando amanece, en India se oyen a lo lejos los parlantes, transmitiendo mántrams. Eso Causa un deleite tremendo porque carga la atmósfera con esas energías.

"Es Gozo, que es del Alma, trae por consecuencia la Bienaventuranza, que es del Espíritu. La divina unión se logra por la religiosidad, haciendo de la Divina Presencia de Dios el motivo de todos los actos, y este es el objetivo de la Meditación".

Hay dos categorías de personas que son las más propicias para la entrega espiritual completa. Una es la de los jóvenes que no se han enamorado o no tienen una pasión arrebatadora en su vida. La otra es la de las personas que ya han vivido, se casaron, se liberaron de la pareja o de los hijos por motivos naturales y tienen la oportunidad de entregarse a Dios, como único objetivo de su vida.

La consagración espiritual puede ser algo paulatino que se va entreverando con la vida corriente hasta el momento en el que solo Dios ocupa el corazón, la mente y las acciones, y es una entrega en la vida activa de forma rajásica. Eso no quiere decir que no se tenga pareja, pero la pasión de la vida ya no es eso, es solo Dios.

Extracto del libro Yoga Sutra de Patanjali de Rubén Cedeño