DISCÍPULO

“Discípulo” es un estudiante espiritual que, por decisión propia, se compromete en una “Vivencia Espiritual Superior”, cumpliendo con la Enseñanza de la Jerarquía Espiritual de Shamballa que le comunica su Maestro, con la finalidad de unirse a su Dios Interior y servirle a los Maestros Ascendidos por medio del auxilio a la humanidad.


Cuando el ser humano mejora su conducta, domina sus pensamientos, sus sentimientos, su uso del verbo y sus acciones, positivamente, se capacita para el Discipulado, llamando la atención de algún Maestro Ascendido; desde entonces, puede dar los primeros pasos en las etapas iniciales de esta modalidad de vida espiritual.


Cuando se es un simple estudiante, se participa de la Enseñanza Espiritual sin el compromiso de cumplirla; pero, al ser “discípulo”, la Enseñanza Espiritual se aprende, comprometiéndose en su cumplimiento.


En el Discipulado, Maestro y "discípulo" se reconocen mutuamente.


Cuando se es "discípulo espiritual", se goza de muchos privilegios, pero se está comprometido con muchas obligaciones, asuntos que, si no se desean cumplir, con volver a ser estudiante normal se tiene, perdiendo todos los privilegios del Discipulado.


Extraído del Libro DISCIPULADO, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.



Artículos Destacados