DERECHO A LA ENSEÑANZA ESPIRITUAL

Todos los seres humanos, sin distinción alguna, de cualquier raza, del total de los países, de cada una de las clases sociales, de todas las religiones, de cualquier orientación sexual, de todas las profesiones e ideas políticas, tienen derecho a recibir la Enseñanza Espiritual Metafísica y pertenecer a los grupos generales de esta instrucción, sin ser excluidos jamás por ningún motivo.


No existe ningún motivo para negarle la “Enseñanza Espiritual” a alguien. Incluso, los considerados como intocables y los repudiados moralmente tienen tanto derecho a la “Enseñanza Espiritual” como el que más.


La Educación Espiritual es la única fuerza que puede habilitar a la humanidad, para vivir en un mundo mejor de fraternidad, paz, cooperación, sabiduría, belleza, salud, opulencia, Libertad y Divina Voluntad.


La Educación Espiritual es un derecho que tiene todo individuo y que no debe ser negado, condenado ni obstaculizado bajo ninguna justificación.

Extraído del Libro “FACILITADOR ESPIRITUAL”, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.


Artículos Destacados