CULTURA EN LA METAFÍSICA

En Metafísica no solamente se aprende “lo que va más allá de lo físico”, sino “lo que está más acá en lo físico”, y lo que haga falta saber para ser mejores personas, excelentes ciudadanos, padres y madres de familia ejemplares, profesionales, religiosos, científicos o artistas singulares. Un metafísico culto, bien vestido, educado, refinado es el mejor ejemplo de lo que es la Metafísica, y su principal propaganda. Esto implica tener buenos modales de urbanidad, comportamiento en sociedad, cultura general, saber de historia, arte, música, hablar bien, saber de historia, arte, música, hablar bien, vestirse adecuadamente y tener buen gusto disponiendo las cosas adecuadamente.


Museo Nacional de Bellas Arte, Ciudad de Buenos Aires, Argentina


Nuestros maestros, tanto físicos como espirituales, y en cuyas Enseñanzas se basa la Metafísica, son seres cultísimos, como lo fueron Conny Méndez y su maestro Emmet Fox; como lo es el mismísimo Conde de Saint Germain, todo un príncipe de la casa de los Rákóczi de Hungría; El Morya, todo un Rey de la estirpe de los Rajput de la India; Koot Hoomi, todo un universitario, egresado de la Universidad de Oxford; Pablo el Veneciano, uno de los pintores más renombrados del manierismo italiano y del mundo. Pero si hay alguien que no tiene este acervo cultural, que no se preocupe, que en nuestras aulas de actividades se le suministrará. Absolutamente todos nuestros estudiantes de Metafísica reciben, al ingresar en nuestros grupos, además de las más adelantadas enseñanzas y las más sagradas instrucciones de la Jerarquía Espiritual de todos los tiempos, conocimientos de cultura general, música, ópera, pintura, órdenes arquitectónicos, historia, comportamiento en sociedad, oratoria, exquisitos modales y excelente vestir, entre muchas otras cosas más.


En la Metafísica se estimula el hábito de la lectura, de asistir a óperas y conciertos, visitar museos, zonas arqueológicas, países con grandes historias y, oportunamente, se organizan viajes grupales con estos fines. “Una persona inculta es presa de las más grandes atrocidades, y la manera de liberarla es culturizándola”.


<