top of page

CIUDADES SUMERGIDAS DEL RÍO AMAZONAS




"En la condición ascendida de vida, somos libres para usar la Substancia Pura Universal, utilizándola con cualquier propósito que se nos antoje, y le damos la cualidad específica adecuada para lo que tengamos que hacer.


Si deseamos usar un material imperecedero, le imponemos esa cualidad a la Substancia Pura y Universal, y ella responde de acuerdo con eso. Si nosotros deseamos que una forma se manifieste durante un tiempo definido, le damos esa orden a la substancia y su cualidad manifiesta lo que ordenamos. En unos momentos vamos a pasar por el agua, y la radiación del material que te recubre aislará tu cuerpo más sutil de las actividades del elemento agua.


Trata de pensar acerca de este Poder que tienes dentro de tí. Invoca, para tu uso, el Gran Océano de Substancia Universal que puedes utilizar en forma ilimitada. Esta obedece, sin excepción, la dirección de tu pensamiento, el cual le impone la cualidad necesaria a la actividad que vas a desarrollar. La Substancia Universal, en todo momento, es obediente a tu voluntad consciente. Constantemente está respondiendo al pensamiento y sentimiento humano, así el individuo se dé cuenta de ello o no. NO HAY MOMENTO EN QUE LOS SERES HUMANOS NO ESTÉN IMPRIMIÉNDOLE UNA U OTRA CUALIDAD A ESTA SUBSTANCIA; y es únicamente cuando el individuo se hace consciente de que puede manipular un océano sin límites de ella, que empieza a comprender las posibilidades de sus propios Poderes Creadores y las responsabilidades que asume, en el uso de su pensamiento y sentimiento.


"La humanidad, a lo largo de los siglos, ha calificado la Substancia Universal como algo deteriorable y limitado, así, los cuerpos que ella está usando hoy están expresando esas características. La raza humana entera siente dentro de sí tempestades de odio, ira, venganza y diversos arranques emocionales, los cuales son impresos sobre los cuatro elementos de la Naturaleza; entonces, ella se las devuelve al mundo bajo la forma de tempestades. La gente de la Tierra genera cataclismos de pensamientos y sentimientos, bajo la forma de rencores de unos contra otros, contra las injusticias, los lugares y las cosas -inconscientemente o a sabiendas- proyectando hacia fuera sentimientos de venganza.


"El Gran Océano de la Substancia Universal sobre el cual estas cualidades han sido impresas, las devuelve a su origen por medio de los cuatro elementos, bajo la forma de cataclismos de la Naturaleza. Estos no son sino la forma en que la Naturaleza se purifica, quitándose de encima la contaminación de pensamientos y sentimientos humanos discordantes, volviendo a su condición de Pureza Divina.


En todo momento, los individuos están recibiendo en su mente y cuerpo la pura y perfecta Vida de Dios. Y a cada momento también, ellos le imprimen alguna cualidad a la Sustancia Universal de Dios. Esta cualidad que el ser humano genera, por supuesto, tiene que volverla a recibir en su mente y cuerpo, ya que todas las cosas en el Universo se mueven en círculo y, en esta forma, regresan a su punto de origen.


"Los Maestros Ascendidos hemos aprendido, de acuerdo con la Ley del Círculo y la Ley del Uno, a imprimir sobre la Pura Sustancia Universal, únicamente la cualidad que deseamos usar para el trabajo especial que tenemos en mano. Por ejemplo, si deseamos que una de nuestras manifestaciones dure cierto lapso, le imponemos este tiempo, damos la orden, y la sustancia que compone esa manifestación responde de acuerdo con el mandato.


[...]


Cuando la humanidad haya aprendido esa Verdad y obedezca sus Decretos Eternos, las discordias de la Tierra y las actividades destructivas de los cuatro elementos cesarán.


Hay, en la Naturaleza, una fuerza auto-generadora y autopurificadora que rechaza todo lo que esté en desacuerdo con la Ley del Uno. Esta Fuerza o Energía es una actividad que emana del interior, y es un poder que se expande. Si sobre la Sustancia Universal pura se impone la discordia, la energía electrónica es temporalmente estancada. Cuando la energía acumulada alcanza cierta presión, ocurre la expansión que hace explorar la discordia y la limitación. De esta manera, La Gran Vida del Uno, la Luminosa Esencia de la Creación -o sea, Dios en acción- domina cualquier cosa que se le oponga y continúa su sendero de Supremo Gobernante del Universo. Los Maestros Ascendidos de la Luz conocen esto y se identifican con ese conocimiento.

Fragmentos extraídos del libro MISTERIOS DEVELADOS de Godfre Ray King publicado por Editorial Metafísica













Comments


Artículos Destacados
Artículos Recientes
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic
bottom of page