BENDICIÓN


La Bendición es el acto mediante el cual se transforma algo: una persona, situación, lugar o cosa, de negativo a positivo, porque se le imprime la "Gracia Divina". Lo que se bendice, aumenta y prospera, es canalizado hacia y por el bien. Solo se debe bendecir "el bien" en toda cosa. Acostúmbrate a bendecir solamente el bien de las cosas, porque si bendices a diestra y siniestra, sin hacerlo solamente con el bien, puedes bendecir el mal, la enfermedad, la pobreza, la ignorancia, y causar un desastre. Si bendices a un enfermo o a un pobre, como todo lo que se bendice aumenta, se volverán más enfermos y pobres. Así que, al pobre, al enfermo, se lo debe decir: "BENDIGO TU SALUD" o "BENDIGA TU PROSPERIDAD".

También se puede bendecir mentalmente, imponiendo las manos, sea de cerca o de lejos; igualmente, haciendo la señal de la cruz, para transformar lo negativo en positivo. La bendición alzando las manos es común entre los judíos y es llamada, en hebreo, "Nesiat Kapayim". "BENDIGO EL BIEN EN ESTA SITUACIÓN". "BENDIGO EL BIEN EN ESTA PERSONA". "BENDIGO EL BIEN EN ESTA CASA". Toda bendición se le devuelve, al que bendice, en más bendición.

Extracto del libro "Metafísica para ti" de Rubén Cedeño.

Artículos Destacados