ASCENSIÓN Y LLAMA VIOLETA

El uso y toma de conciencia de la actividad del Séptimo Rayo es vital en el proceso de la Ascensión, pero esta no se logra únicamente usando el Rayo Violeta. Claro que la Llama Violeta ayuda, pero hay que superar muchas pruebas, sujetarse a principios, disciplinas y reglas, estudiar asuntos específicos, renunciar a muchas cosas. Nadie ha llegado a la Ascensión sin cumplir los requisitos previstos para esto o solamente usando invocaciones de los Rayos.


Instar a que se abandone la curiosidad sobre el origen de la Enseñanza Espiritual es negar la posibilidad de investigar, descubrir, saber la verdad, y quedarse preso en la mentira, víctima de un líder ignorante que puede estar taladrándole la mente a alguien bajo el subterfugio de que la enseñanza de un maestro proveniente de un mensaje. Todos nuestros Maestros de Sabiduría y sus discípulos han sido grandes curiosos; por eso, un pensamiento forma del Sendero y de muchas escuelas esotéricas es el “Ojo de Horus” o de “Avalokiteswara”, que ve, investiga, conoce y sabe. Jamás dejen de ser curiosos, pues la curiosidad es el principio de la Sabiduría y permite desmantelar la mentira.


Hay que tener cuidado de no confundir “Principios Divinos” con “Cualidades Divinas”, algo que personas ignorantes de la Enseñanza confunden indiscriminadamente. Los Principios Divinos son las Siete Leyes Universales, y las Cualidades Divinas son las Virtudes de los Siete Rayos.


Extraído del Libro “ESOTERISMO DE LA METAFÍSICA – TOMO II”, de Rubén Cedeño. Editorial Señora Porteña.


Artículos Destacados