APARIENCIAS


Las apariencias son "vórtices mentales" y emocionales de condiciones falsas, ilusorias, llamados "maya" o "espejismo" que no existen en realidad, como la maldad, la separación, la ignorancia, el odio, la inarmonía, la enfermedad, la mentira, la agresividad, la pobreza, la carencia, el desorden, el rencor, las situaciones del mundo externo, del plano de la lucha. Todas las calamidades de la vida son apariencias porque terminan desapareciendo, mientras que el "Ser Interno", el Ser Universal" y "Lo Absoluto" permanecen, son eternos, pues constituyen la única Verdad en la vida.

Como toda apariencia es falsa, es susceptible de que se la niegue, de que se le dé poder y se le diga: "apariencia de enfermedad", "apariencia de carencia", "apariencia de maldad" y así sucesivamente, para no darle poder de que exista y se arraigue en el inconsciente- Al sustituir, en el inconsciente, las apariencias por la "Verdad Espiritual" de cada cosa, ya no funciona más el "Acto Reflejo" negativo y ninguna apariencia vuelve a molestar.

Toda apariencia es impermanente, pasajera, ilusión, maya, espejismo, no dura; por "Principio de Ritmo y Vibración", pasa, se disuelve y no hay que apegarse a ella Se puede usar un poderoso mantra para hacer desaparecer toda apariencia: "TU NO TIENES PODER, ERES IMPERMANENTE. TÚ NO EXITES. FUERA DE AQUÍ".

Extracto del libro: "Metafísica para ti" de Rubén Cedeño.