ANICCA


Anicca es una poderosa palabra en idioma pali que se le dice a la apariencia, impermanencia, falsedad, a lo ilusorio, irreal o maya, para que desaparezca, para quitarle poder, no darle atención. Es decir: "NO LO ACEPTO. TE QUITO PODER". Todo lo que tiene principio tiene fin, es irreal, impermanente, ilusorio, y resulta inútil apegarse a ello porque es una mentira. Es ignorancia, una locura, creer que algo pasajero, transitorio, es para siempre. Los grandes maestros, cuando están en meditación, no se pueden desconcentrar. Si les pican la piel, los ojos, la nariz, los oídos, la garganta, inoportuno un insecto, como así también los afecta la ignorancia, la fealdad, la mentira, las peleas, la pobreza, un decreto negativo, le dicen:"ANICCA". Afirma esto tantas veces como es necesario hasta que la molestia o negatividad desaparezca. También en sánscrito existe una palabra que disuelve lo negativo o molesto: "NETI". En meditación o fuera de ella, a cada sensación que surge, atracción o rechazo, se le dice: "ANICCA", reconociéndola como intrascendente, esperando su pronta desaparición. Las negatividades pueden heredarse de la familia, el inconsciente colectivo de la sociedad, la religión, la política, la economía. Si se quiere entrar en proceso de sanación, no se puede culpar a nadie por ellas; solo hay que negarlas. Todo es Anicca. "TE QUITO PODER". "NO LO ACEPTO". "TÚ NO EXISTES". "TÚ ERES IMPERMANENTE". DESAPARÉCETE". "NETI, NETI, NETI".

Extracto del libro: "Meditación, Iluminación y Nirvana" de Rubén Cedeño



Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic