AMOR DEL SEÑOR MAITREYA

¡Dios mío! ¡Oro para que cada uno de los que leen mis palabras en estas páginas, prueben el glorioso Elixir que viene del Cielo para ayudarlos a lograr la actividad de su Verdadera Realidad!


Los amo más de lo que pueden imaginar, como lo hace toda la Jerarquía Espiritual. Aunque pueda sonarles extraño, mis ojos están llenos de “lágrimas”, lágrimas de gratitud por los servidores que han sido fieles a nuestras enseñanzas. Si pudieran ver, desde los Reinos Celestiales, la visión del futuro, y saber que está al alcance de la mano…


Piensen en cómo se sienten los Amados Sanat Kumara y Shri Magra después de tantos eones; han derramado tanto Amor sobre esta Tierra, para verlo, a veces, como ustedes dicen, “irse por el desagüe”; sin embargo, se han sostenido firmes y estables en la Verdad de que Dios es todo lo que hay, ¡y que todos somos UNO en esa gran Luz!


Gracias por su paciencia. Les agradezco por su gran cortesía y por su dulzura.


Las bendiciones de Dios estén con ustedes.


Extraído del Libro “DULCE MISTERIO DE LA VIDA”, de MAITREYA, compilado por Rubén Cedeño. Editorial Señora Porteña.