ALEGRÍA

Debes mantenerte alegre en todo lo que hagas. Se está en la “Vivencia Espiritual” por una mayor expansión de consciencia en la Luz, y esto siempre da felicidad.


Muchas traiciones, desengaños, desamores y pruebas pueden conspirar para enseriarte, pero no debes perder jamás la alegría de tu alma.


Canta, ríe y corre por las calles de la vida, dando el mensaje con la cara en alto y la expresión de plenitud de que Dios en ti es felicidad.


Extraído del Libro “REQUISITOS DEL ESTUDIANTE ESPIRITUAL”, de Rubén Cedeño.