ACTITUD A TOMAR

Toda persona tiene que estar informada y ocupada, enérgica, positiva y constructivamente, en el modo de resolver los asuntos que afronta, tanto en sí mismo, cerca de sí, como en los grupos más lejanos. Como dice el Maestro D. K.: “No se puede cerrar los ojos a la pobreza, a la desdicha, a la indigencia, a la desnutrición y a la sordidez de la vida de millones de seres”.


Cada persona tiene que reconocer que es la humanidad, que los asuntos que tiene que resolver la humanidad son sus asuntos también, y que ayudando a resolverlos en la humanidad, también los resuelve en sí. Pero no se debe abocar a resolver los “asuntos que aquejan a la humanidad” con el interés de resolver los suyos; esto sería comercio y un total egoísmo; esto debe asumirlo sin ningún interés egotista. Esto requiere ocuparse del barrio donde se vive, ampliando el espectro hasta abarcar la ciudad donde se habita; el país al que se pertenece; si se puede, el continente; y en general, todo este mundo, dedicándose al bienestar de la raza como una totalidad.


Extraído del Libro “D.K. MASTER, de Rubén Cedeño.

Editorial Señora Porteña.



Artículos Destacados