DIRECCIÓN

Los “Grupos de Estudiantes del Esoterismo de la Metafísica” no son conjuntos anárquicos, sin guía ni dirección; poseen un facilitador, que no es director ni líder, no lleva títulos, no es llamado “maestro” ni se le rinde culto, pero que, con sentido común y procurando el bien para todos, lleva las riendas del grupo y, por lo tanto, se le brinda amor, solidaridad y apoyo en su trabajo y decisiones.


La conformación del “Grupo de Estudiantes del Esoterismo de la Metafísica” es piramidal, donde a la cabeza se halla el facilitador; en caso de que haya que girar instrucciones, nadie estará autorizado para hacerlo sino él, aunque lo haga bajo el consenso de todo el Grupo. Nadie más está calificado para sugerir lineamientos al Grupo, y mucho menos para dar órdenes. El conocimiento, los lineamientos, la emisión de material, las instrucciones y demás asuntos fluyen naturalmente como la corriente del río, de arriba hacia abajo, y jamás en sentido contrario. El facilitador de más arriba suministra y nutre a los de más abajo. Toda la instrucción se recibirá directamente de manos de un facilitador, sin intermediarios.


Los Grupos estudian con un “Programas de Estudios” que no se impone, sino que los miembros lo aceptan voluntariamente.


El “Grupo de Estudiantes del Esoterismo de la Metafísica” sabe que no es dirigido ni pretende ser presidido por ningún Maestro Ascendido, sino por el Sentido Común, la Inteligencia, la Buena Voluntad y el Amor de sus miembros, donde todos son iguales y uno de ellos funge de facilitador; en algunos casos, el facilitador está capacitado para ello, y otras veces no, pero asume esta responsabilidad voluntariamente porque no hay otro que la contraiga, y tomas las decisiones en consenso con los demás miembros del Grupo.


El estudiante que facilita es uno más de los miembros del “Grupo de Estudiantes del Esoterismo de la Metafísica”; lo hace por propia voluntad y decisión personal, sin pretender que los Maestros lo inspiran o dirigen.