TRIKĀYA

Todo ser humano tiene, potencialmente, la capacidad de desenvolver algo maravilloso llamado “TRIKĀYA”.



TRIKĀYA de Rubén Cedeño


Cuando se llega al desenvolvimiento de la Iluminación o Buddhado, el Alma proyecta hacia fuera de la envoltura física, las tres vestiduras del Trikāya: El Rayo Azul, el Dharmakāya o Envoltura encargada de manifestar el Dharma o los Principios, que es lo mismo que decir la Ley o la Enseñanza, y que se sintetiza en los “Siete Principios Universales” y los “Siete Aspectos de la Totalidad de la Vida". El Rayo Dorado genera el Sambhogakāya, o la Bienaventuranza que da la Sabiduría. El Rayo Rosa genera la Envoltura de Nirmānakāya, que permite encarnar en la Tierra como renunciante al Nirvana después de la Ascensión. Aunque el Cuarto Rayo Blanco es el que posibilita conquistar el logro de la Ascensión, el Tercer Rayo Rosa del Amor Divino a la humanidad es el que hace que se renuncie a disfrutar de la Liberación, y se vuelva el rostro hacia la humanidad sufriente para ver en qué se la puede aliviar, convirtiéndonos en renunciante.


[...]