LA PRÁCTICA DEL CONOCIMIENTO

Esoterismo de la Metafísica” es el nombre que lleva el compendio de cada uno de los capítulos que semanalmente se facilitan a los “Grupos Internos” para su puesta en práctica. Algunos de estos capítulos han sido especialmente escritos para este programa de estudios, teniendo como criterio juntar todos aquellos conocimientos de estricto contenido esotérico, con información que sea imprescindible para todo estudiante de esta materia, como pueden ser los que tratan de la meditación, los planos, los esquemas de evolución, chakras, gunas y demás temas espirituales más abstrusos. No se han simplificado ningún vocabulario, con la intención de que esto sea un estímulo para el desenvolvimiento de una forma de pensar superior, más inteligente y especializada. El que no quiera esto, le resulte difícil o impenetrable, no hay problema, no se lo fuerza a ello; para eso están los diversos cursos de Metafísica que se brindan a diario y regularmente en las “Escuelas de la Metafísica”. Con el conocimiento espiritual nadie va a llegar a Cielo, pero sin este, va a tener muchas dificultades para lograrlo. Un estudiante espiritual ignorante es un instrumento ciego de la maldad.


Los datos suministrados en el libro “Esoterismo de la Metafísica” aportan un conocimiento que, con la práctica, poco a poco, se va convirtiendo en Sabiduría. La Sabiduría no se puede enseñar ni plantear; nace sola del interior de cada ser humano por medio de la práctica del conocimiento. Es muy importante conocer cada una de estas lecciones; su contenido se ha nutrido de las fuentes más puras del conocimiento espiritual; entre estas: los principios de los místicos, santos e iluminados de todas las religiones surgidas en los diferentes períodos de la historia de la humanidad y de los miembros de la Jerarquía Espiritual de Shamballa.


Esto se ha compendiado con la única finalidad de que los miembros de los Grupos que ya han dado los primeros pasos en este conocimiento aprendan más, consigan el contacto con su “Ser Interior”, y esto se expanda de manera concienzuda, sabiendo que es una información que no todo el mundo podrá comprender si no tiene una preparación previa. En estas lecciones no hay derroche de literatura ni palabras que sobren; cada capítulo va al tema directamente, exponiendo el dato de forma fría y ordenada. Esta obra, como las suministradas por la Metafísica, está libre de cualquier

o