SERVICIO DE CONSAGRACIÓN DE LA MADRE MARÍA

Todos los días, antes de ir al Santuario, la Madre María realizaba un Servicio de Consagración, ya que Ella, como Ser del Rayo Verde, ejercía constantemente la Consagración, que es una de las actividades de este Rayo. María consagró sus ojos para ver solo la perfección; sus oídos, para escuchar el llamado de la humanidad pidiendo auxilio y el mensaje del Maestro; sus labios s, para solo decir expresiones constructivas y confiables; sus manos, para únicamente bendecir; sus pies, para llevar el cuerpo adonde tuviera que rendir servicio; y su cuerpo entero, como un instrumento a través del cual Dios pudiera obrar.


Esto lo podemos hacer nosotros, al igual que Ella, diciendo: “Consagro mis ojos para ver solo la perfección; mis oídos, para escuchar el llamado de la humanidad pidiendo auxilio y el mensaje del Maestro; mis labios, para solo decir expresiones constructivas y confiables; mis manos, para únicamente bendecir; mis pies, para llevar el cuerpo donde tenga que rendir servicio; y mi cuerpo entero, como un instrumento a través del cual Dios pueda obrar”.


Extracto del Libro “Curación Metafísica”, de Rubén Cedeño.


Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic