PERSEVERAR HASTA EL FINAL

Todos los Grandes Seres Ascendidos han sentido alguna vez la tentación, como le sucedió a Jesús en el Huerto de Getsemaní, de pedirle al Padre de la Luz que aparte el Cáliz, pero todos esos Seres Santos y Ascendidos han perseverado hasta el final en su servicio particular a la Luz; y a aquellos que pidieron la interrupción de su servicio, con toda seguridad les fue concedida esta solicitud, porque Dios es un Dios de Misericordia y Amor. Al hacer esto, ellos dejaron sus asuntos pendientes y se presentaron ante el Tribunal Kármico con sus canastas vacías; entonces, se les otorgó un período de descanso

Artículos Destacados