RELAJACIÓN

Para obtener tu curación por medio dei Espíritu, vas a tener, como requisito indispensable, que comenzar a vivir, de ahora en adelante, con mucha calma y filosofía. Relájate, afloja todas tus tensiones, desarruga la frente, baja los hombros, suelta las piernas y quédate en paz. Olvídate de todo aquello que te preocupe, perturbe o te ocasione desasosiego. Siente, piensa y céntrate en la PAZ que compenetra todo tu cuerpo. Piensa, siente y di: «YO SOY UN REMANSO DE PAZ. NADA NI NADIE PUEDE PERTURBARME". Cada vez que alguien venga a agitar tu mundo emocional, repite y piensa concentradamente en esa afirmación, y no permitas que nadie más vuelva a perturbarte; a tu salud le hace falta la PAZ.

Relajación por Rubén Cedeño

Duerme todo lo que te sea posible, tu cuerpo necesita largas horas de sueño y reposo; eso le hará mucho bien a tu proceso de Sanación ya que recuperarás muchas energías vitales. No sigas trasnochando; el no dormir suficiente, las discotecas y el exceso de fiestas no es malo, pero tanto estrés, ruido, humo de cigarrillos y el bullicio de la gente de todo tipo, desarmonizan tus emociones, te desvitalizan y confunden tu mente, asunto que baja tus defensas y te hace propenso a cualquier enfermedad o a que sea más difícil tu proceso de sanción.



Extraído del libro "Cúrate a ti mismo" de Rubén Cedeño

de sanacion.