INVOCACIÓN AL ARCÁNGEL MIGUEL


Envuelto en la Luz que mi Presencia es, con todo el Poder y Autoridad que Ella me confiere, pero con humildad y reverencia, invoco al HIJO DEL REY DE REYES, Príncipe de los Arcángeles, el Señor Miguel, y amorosamente me ofrezco como un canal consciente para la proyección de Su Radiación, al mismo tiempo que le pido utilice todos mis vehículos, que están a Su disposición incondicional, para exorcizar a toda vida, condición o situación donde la fuerza siniestra se esté manifestando, de forma que pueda ser aniquilada por el poder de Su Luz, y cese ya de causar disturbios de cualquier índole en las vidas y mundos de la gran familia del hombre, que sostiene en Su abrazo el Amado Maestro Ascendido Saint Germain, Señor y Rey de la Nueva Era que ya amaneció. ¡Te doy gracias, Amado Ser Luminoso, por Tu Presencia aquí y ahora!


Extracto del Libro “Arcángel Miguel”, de Rubén Cedeño.


Artículos Destacados