“YO SOY SALUD”


El “YO SOY” es tu Espíritu puro y perfecto, tu único Ser Real. El “YO SOY” es igual a Dios. El “YO SOY”, o Dios en ti, es un Fuego Electrónico de un resplandor solamente comparable al del mil soles. Él es toda la máxima salud que puedas anhelar. El “YO SOY” es perfecto. Jamás puede enfermarse.


Cuando se dice “YO SOY”, es como si todo el universo manifiesto se paralizara para ver el calificativo que le sigue; y si este es, por ejemplo, “Yo Soy Salud”, todo se inunda de Salud. Si, por el contrario, se afirma un calificativo negativo, como cualquier enfermedad, también se manifestará. Por eso, siempre que uses el Verbo Sagrado “YO SOY”, debe ser para bendecir tu corriente de vida y la de toda la humanidad en Salud.


Cuando dices “YO SOY”, como estás pronunciando el nombre de Dios, si luego afirmas “salud”, eso se manifiesta; porque Dios es “YO SOY”, y la energía del “YO SOY” se califica con la palabra que tú quieras.


Puedes pasar varios días identificándote con una apariencia negativa de enfermedad, que se seguirá expresando mientras tú la alimentes con la mente, la hables y creas que es verdad. El día que le digas a esa apariencia de enfermedad: “Tú no existe”, “tú no eres verdad”, “tú no tienes poder”, e invoques al “YO SOY” como lo contrario a esa apariencia, desaparecerá; no importa lo grande que sea, ni lo que abarque la apariencia negativa, “YO SOY abarca más, “YO SOY puede más”.