INVOCACIÓN A LA VIDA

La mayoría de los seres humanos sostiene la creencia de que Dios hará todo tipo de cosas por ellos sin ellos ejerzan un autocontrol sobre sí mismos. Pues bien, ya te habrás dado cuenta de que las cosas no funcionan de esa manera; de lo contrario, ¡el ser humano sería perfecto!


El hecho es que los individuos han rezado y rezado durante siglos, lo que es algo maravilloso, pero no han producido los resultados que deseaban o que esperaban. Algo faltaba. El eslabón perdido es la invocación a la “Magna Presencia de Vida" que Nosotros conocemos, y gracias a la cual, como Seres Ascendidos, Nos hemos liberado de todas las limitaciones que actualmente experimenta la humanidad. Y te aclaro que, como Seres Ascendidos, Nosotros somos tan reales como tú, y quizás más.


Deberías darte cuenta de que tus invocadones constituyen el pleno Poder de la Vida que te permite manifestar la cualidad que requieres o lo que sea que necesites. No hay ni una sola creación o condición humana en el Universo que pueda hacer por ti. No existe.


INVOCACIÓN A LA VIDA Maestro Saint Germain

Cada una de tus invocaciones es un liamado de la Vida que contiene el pleno Poder para descargar aquello que estás pidiendo; pero, por supuesto, el intelecto y el sentímiento no lo aceptan plenamente. Tú crees hacerlo intelectualmente, pero no lo estás aceptando plenamente en tus sentimientos, que es lo que produce la manifestación instantánea. Probablemente te cueste concebir lo que tu invocación a la Vida puede producir. ¡¿Acaso no lo ves?! Por el momento, ni siquiera Nosotros podemos saber con precisión lo que podría hacer tu invocación fervorosa e intensa para traer a la manifestación extema aquello que deseas. Entonces, ¿cómo podrás saberlo tú a menos que lo hagas?


Extraído del libro TRATAMIENTOS Y DECRETOS del Maestro Saint Germain