TEMPLO DE LA FE Y LA PROTECCIÓN EN BANFF

En la región etérica de las Montañas Rocosas Canadienses, cerca de Banff, se encuentra el Templo del Señor Miguel, el Príncipe de los Arcángeles y las Huestes Angélicas.


(…) Antes de ir a dormir, volvamos nuestra atención al Templo de la Fe y la Protección del Arcángel Miguel, pidámosle a nuestra “Presencia YO SOY” que nos lleve allí en conciencia, para sentir los amorosos brazos protectores del Árcángel Miguel a nuestro alrededor, aceptar Su bondadoso consejo y pedirle asistencia para remover las causas y núcleos de sufrimientos mentales, emocionales y físicos, que nos tienen limitados de cualquier forma. Digamos nueve veces “Corta y libera”, haciendo una cruz con una espada.


Pidámosle también que nos aconseje sobre el uso apropiado de la vida, capacitándonos para cumplir nuestro “Plan Divino de Perfección”. Asegurémonos de solicitarle a la Amada Señora Leto que recordemos en la conciencia cerebral externa, cuando volvamos al cuerpo después de dormir, dónde fuimos y qué aprendimos allí, a través de las vivencias que nuestro ser interno experimentó. Disfrutemos de la Presencia del Arcángel Miguel, y permitámosle que sea nuestro Amigo en la Luz.


Extracto del Libro “Arcángel Miguel”, de Rubén Cedeño.

Artículos Destacados