MANTRAS

Un mantra está compuesto por una o varias palabras que, con determinado pensamiento, sentimiento, entonación, intensidad y ritmo, pueden producir efectos definidos.


En los múltiples Yogas que existen para realizar a Ishwara, Dios Manifiesto, o a Parabrahman, “Lo Absoluto”, se practica el uso de mantras; por eso es tan importante conocerlos y ejercitarlos.


FORMA DE HACER LOS MANTRAS


El poder de los mantras está determinado por el significado literal, la actitud mental y emocional, el ritmo y la entonación.


Un mantra puede ser usado de diversas maneras; puede ser hablado, entonado, susurrado o dicho mentalmente.


Cuando se hace un mantra, es importante observar la actitud física, emocional y mental que se tiene.


Los mantras pueden tener distintas finalidades, como, por ejemplo: curar, ayudar, ascender o bendecir a la humanidad; también, alcanzar el despertar el “Ser Interno”, la Liberación, o lograr asuntos materiales que no perjudiquen a nadie.

MANTRAS por Rubén Cedeño

MANTRA DEL “YO SOY”


El “Yo Soy”, o el “Om”, es el mantra más poderoso que se puede realizar en cualquier idioma, ya que pone en acción la plenipotenciaria actividad de Dios para que se produzca aquello que se dice después de pronunciar este “Verbo Poderoso”.


El mantra del “Yo Soy” pone a “Dios en Acción” para que se manifieste lo que se dice después de pronunciarlo, y tiene el mismo poder mántrico en cualquier idioma.


Dice el Maestro Saint Germain: “YO SOY ES LA PLENA ACTIVIDAD DE DIOS”. Existe un gran poder en la exp