Importancia y Poder de la Voluntad

Mientras el Señor Buddha estaba sentado en contemplación, buscando la plenitud de la Verdad, fue su VOLUNTAD la que impulsó su conciencia a través de cada Esfera, hasta que llegó a lo que Él consideraba lo “Último”. Esa VOLUNTAD no le permitiría disfrutar por mucho tiempo de los placeres de ninguna Esfera cuya belleza fuera menos que la plena perfección del Corazón del Eterno. Cuando estuvo en la Presencia de los Ángeles y escuchó los cantos de los Coros Celestiales, fue su VOLUNTAD la que le permitió renunciar a la felicidad y libertad de permanecer en esos Reinos. Su VOLUNTAD condujo su conciencia hasta el Corazón de la Verdad. Cuando finalmente se puso de pie, conscientemente, en el Corazón de la Verdad, y se dio cuenta de que estaba allí, en ese Estado Libre en Dios, fue su VOLUNTAD nuevamente la que trajo su conciencia de regreso a la Tierra, para que pudiera transmitirle a la humanidad las Verdades que había encarnado en su experiencia. Fue la VOLUNTAD en los corazones de Josué y sus seguidores la que derribó los muros de Jericó, mientras marchaban alrededor de estos. Fue la VOLUNTAD en el corazón de Jesucristo la que le permitió caminar hacia el Calvario, la que partió el sepulcro en pedazos y la que hizo posible que se elevara a la plenitud de su perfección, por medio de la Ascensión, en presencia de unas quinientas personas. En el caso de Saint Germain, durante su encarnación como Colón –un hombre intrépido y decidido entre muchos marineros temerosos y llenos de dudas–, fue SU VOLUNTAD la que condujo una nave quejumbrosa, la Santa María, a través del océano. Fue la VOLUNTAD de los primeros patriotas la que hizo surgir a América como una Tierra de Libertad. Lo que un ser humano QUIERA, lo obtendrá; porque la VOLUNTAD es el poder magnético de la Divinidad en el corazón del que invoca, y le trae a la corriente de vida, lo que esta desea. Un día, en una pequeña isla del Mar del Norte (Irlanda), un hombre, conocido hoy como San Patricio, estaba orando fervientemente por su pueblo. Él permaneció allí a pesar del sol, la lluvia y el ventoso temporal. Ni siquiera la llegada del Ser Cósmico conocido como el Poderoso Víctory pudo hacer que desistiera. Este le dijo: “¡Patricio, baja de esta colina y no insistas más con Dios!”. Patricio, imperturbable, le respondió: “¡Me quedaré aquí hasta que Dios Todopoderoso me prometa que mi pueblo no caerá en la muerte espiritual!”. El Gran Víctory vino de nuevo y le dijo: “Patricio, baja de una vez y vete en paz”. Patricio le contestó nuevamente: “Me quedaré hasta que mi oración sea respondida”. Y finalmente recibió aquello por lo que había orado. Fue la VOLUNTAD de Moisés, en el Monte Sinaí, la que le trajo los Diez Mandamientos. Y es la VOLUNTAD de ustedes la que los ha llevado a lo que son hoy. ¡Pero han usado solo una pequeña parte de esa Voluntad!

 

 Extracto del Libro Poder y Protección -  Hércules y Amazonas

 

Please reload

Artículos Destacados

Equilibrio Planetario

May 26, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes

May 25, 2020

Please reload

Archivo
Please reload

Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic

ESCUELA METAFÍSICA DE BUENOS AIRES

(54) (11) 4952-9222

info@lametafisica.com

Av. Callao 66 | 3º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

Sede Belgrano

metafisicasedebelgrano@gmail.com

Av. Congreso 2157 | 9º Piso | Oficina 4

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

MAPA DEL SITIO

SEGUINOS EN

  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo