KARMA EN LOS NIÑOS

Cuando un niño que aparentemente no ha hecho nada malo, que nace bello, supuestamente inocente, puro y rozagante, viene al mundo en un hogar miserable, lleno de enfermedades y carencias, esto puede deberse a que, en vidas pasadas, ese mismo ser despilfarró, robó, mal utilizó fortunas y cantidad de recursos, y ahora la vida le está cobrando todo eso.


Karma en los niños por Rubén Cedeño

La “Voluntad de Dios” es que la “Envoltura Física” de todas las personas sea perfecta y hermosa, manifestación de la belleza que existe en la “Totalidad de la Vida”; pero a veces, el “mal karma” acumulado por un individuo no se lo permite. Si, en otras vidas, ese individuo le cortó o mandó a cortarle un brazo a alguien, lamentablemente, el “Elemental del Cuerpo” cumplirá con lo que la “Ley de Karma” le indique para esa persona y, en una próxima vida, le fabricará un cuerpo al que le falte un brazo; esto sucederá para que esa persona aprenda que los brazos no se cortan. Esta es la razón por la que, en ocasiones, nacen niños sin pies, ciegos, sordos, con torceduras y demás imperfecciones, que no son la “Voluntad de Dios”, sino el cumplimiento de la “Ley de Karma”.


Extracto del Libro “Metafísica Avanzada” de Rubén Cedeño