La meditación es el medio a través del cual se percibe la realidad de las cosas o los asuntos, como así el “Real Ser”, el “Ser Universal” y “Lo Absoluto”.   La meditación es la única manera de adelantar, tanto en los niveles internos como en los externos. 

 

Meditar no es lo mismo que orar, rezar o realizar invocaciones y decretos; es descubrir la realidad de aquello en lo que se medita; por eso es el eslabón de paso para ir de la ignorancia a la Sabiduría, de las sombras a la Luz, del “no ser” al Ser. 

 

Muchas escuelas de pensamiento exponen múltiples maneras de meditar, pero la verdadera meditación es la que conduce a darse cuenta y realizar la Conciencia del “Ser Interno”, el “Ser Universal” y “Lo Absoluto”. 

 

No se puede llevar a nadie al estado del “Ser”; allí, cada cual llega solo, y la meditación es el vehículo que conduce a tan transcendental suceso en la vida. La meditación es un estado de silencio en el cual todos los sonidos son audibles. 

 

 

 

VISUALIZACIÓN 

 

Basado en una instrucción del Maestro El Tibetano: 

 

“La práctica de la visualización es vital en toda meditación.  Toda meditación debe incluir, como primer paso, la visualización. Los estudiantes deben poner énfasis en esta práctica, ya que de ella depende el poder creador de la energía mental y emocional para, de esta forma, impulsar el desenvolvimiento espiritual de la persona y conseguir los fines que la Jerarquía Espiritual se propone”. 

 

La visualización hace que se cumpla el “Principio Metafísico” de que “la energía sigue al pensamiento”, y es un instrumento estupendo para dirigir la energía. 

 

Texto extraído del libro "Metafísica Avanzada"  de Rubén Cedeño

Please reload

Artículos Destacados

LAVATORIO, HUMILDAD Y SERVICIO - ÚLTIMA CENA

April 9, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes

April 8, 2020

April 7, 2020

Please reload

Archivo
Please reload