Ante las frecuentes amenazas que se tienen hoy en día de virus, síndromes y nuevas enfermedades calificadas de mortales, existe una alternativa realmente vital que las puede curar o evitar de forma radical. Esta alternativa es infalible, que depende de tu mente -que es todopoderosa- y de Dios que, es más poderoso que la mente y que cualquier medicina que exista en el planeta. 

 

Piensa que Dios, nuestro Padre, es Salud y, por lo tanto, Él no puede generarle enfermedad a ninguno de sus hijos. Algunos virus y epidemias se han extendido por el mundo por la ignorancia de los seres humanos que no quieren aprender la lección de no ir contra las Leyes. Si tú ya estás consciente de lo que es Dios para ti y de las Leyes del Universo, como la que aquí se expone, que “todo es mente”, no tienes por qué seguir sufriendo, ni por lo que tengas, ni por lo que pueda venirte con apariencia de negatividad. 

 

 

Dios dice: “No toquéis a mis ungidos”. Por lo tanto, una persona que crea en Dios, que tenga Su Unción Divina, no puede ser tocada por nada, mucho menos por un virus.  Dios puede actuar a través de ti como salud o curación, en la medida en que tú se lo permitas a través de tu actitud mental positiva y la invocación correcta de los poderes salutíferos que Dios mismo Es. 

 

Ante cualquier temor a enfermarte o a alguna enfermedad, di primero: “Yo no acepto esto, ni para mi ni para nadie”. Luego repite: “Yo Soy Salud porque Dios es Salud, y le digo a todo virus: fuera de aquí, tú no tienes poder sobre mí, ni sobre nadie. Por el más grande Poder de Dios en mí, te digo: disuélvete, vuélvete Luz, Luz Salutífera, Luz de Salud, Luz de Dios".

 

Extracto de "Cúrate a ti mismo" de Rubén Cedeño

 

 

 

 

Please reload

Artículos Destacados

LAVATORIO, HUMILDAD Y SERVICIO - ÚLTIMA CENA

April 9, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes

April 8, 2020

April 7, 2020

Please reload

Archivo
Please reload