ARMONÍA

La Armonía es un estado de perfección, de unión con tu “Ser Interno”, de sentimientos y pensamientos que hacen todo grato, dulce y bello.


A las personas inarmónicas nadie las quiere, y la gente armónica es deseada en todas partes. Tú puedes ser armónico y vivir en perfecta armonía, sin conflictos con tus amigos, familiares y pareja, produciendo y gozando de la perfección, la felicidad y el amor.


Practicar la “Enseñanza Espiritual” te hace armonioso en la manera de hablar, caminar, vestirte, tener arreglado tu hogar, las cosas que posees y todos tus asuntos. Si una persona es inarmónica, necesita estudiar y practicar Metafísica para armonizarse. Cuando haya desarmonía en las personas, lugares o cosas, haz un decreto y armonízalos, diciendo: “Yo Soy la Armonía aquí y en mí”. Ante cualquier situación conflictiva, reconoce cuál es la Armonía en ese escenario y decrétala.


Extracto del Libro “Pilares de la Metafísica”, de Rubén Cedeño