PRÁCTICA DEL SILENCIO


Meditación Gautama Metafísica

En Oriente, amados, como quizás lo saben, se da muy poca instrucción por medio de la palabra hablada. A lo largo de todo el curso de sus vidas, los discípulos son entrenados para vivir dentro del aura de su Maestro; por la proximidad con la mayor comprensión e iluminación de su Instructor, sus propias Llamas Divinas se expanden, su comprensión aumenta y la expansión natural se produce, a veces, sin que el Gurú y el chela hayan intercambiado verbalmente una sola palabra durante todo el curso de una encarnación.

Existen diversas escuelas de pensamiento en las cuales los individuos son entrenados en la práctica del silencio de la lengua, pero donde se descuida la disciplina de los pensamientos y sentimientos rumorosos. La disciplina, por lo tanto, es incompleta. La capacidad de silenciar la mente, calmar las sensaciones y relajar la forma física es lo que hace posible la plena conexión entre Dios (la Presencia "YO SOY") y el Cristo que late en sus corazones. Entonces, ese Cristo, expandiendo sus direcciones a través del cerebro, da iluminación al yo externo e irradia luz al mundo que los rodea.

¡Ni siquiera todo el silencio del mundo puede lograr la victoria cuando no se silencia la lengua! ¡Ni siquiera todas las palabras del mundo logran la victoria cuando esas palabras solo provienen de la vestidura de carne!

<