Si Dios es el Rey de la naturaleza, cada ser humano, como “Hijo de Dios”, es un príncipe o princesa, con poder y autoridad real, y por el uso del “Libre Albedrío”, puede disponer cómo ha de ser la perfección de su mundo, siempre y cuando su decisión no dañe a otras personas.  Una persona llena de amor no hace sufrir al ser que ama, y Dios te ama inmensamente, por eso es incapaz de hacerte padecer. Ningún Padre, por muy malo que sea, si su hijo le pide pan, le dará una piedra; asimismo el “Ser Supremo”, que es como un Padre para los Seres que vivimos dentro de su consciencia, es incapaz de hacernos daño y solo nos da cosas buenas.

 

En toda situación menor que la armonía, la excelencia, la salud, la opulencia y la perfección, di: “Esta no es la Voluntad del ‘Ser Supremo’, ni para mí ni para nadie. ‘Yo Soy’ un ‘Hijo del Ser Supremo’, Puro y Perfecto, y no acepto nada menor que la perfección”. “Yo no acepto, en mi reino, nada negativo”.

 

Extracto del Libro “Pilares de la Metafísica”, de Rubén Cedeño

 

 

Please reload

Artículos Destacados

TIEMPO PARA PRACTICAR

July 2, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic

ESCUELA METAFÍSICA DE BUENOS AIRES

(54) (11) 4952-9222

info@lametafisica.com

Av. Callao 66 | 3º Piso

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

Sede Belgrano

metafisicasedebelgrano@gmail.com

Av. Congreso 2157 | 9º Piso | Oficina 4

Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Buenos Aires | Argentina

MAPA DEL SITIO

SEGUINOS EN

  • Facebook - Gris Círculo
  • YouTube - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo