RELIGIÓN DE LA VIDA


La “Religión de la Vida” es practicar la Buena Voluntad; tener Fe; ser Sabio y Sensato; ser interactivo y proceder con Amor; ser Armonioso, Bello y Puro; mantenerse Saludable; pensar y decir siempre la Verdad; ser Opulento, Dadivoso y Desapegado, Místico y Devoto de la Vida misma; ser Ordenado, Perdonador y Compasivo.

Cuando se ataca o se critica las religiones y doctrinas, se está en “guerra religiosa”, y así no se puede hablar ni practicar ninguna “religión”. “O hay guerra o hay religión”, las dos cosas no pueden estar juntas. Cuando hay guerra, van los unos contra los otros. Al haber religión, hay unión, no se v a contra nadie, se ama a todo el mundo, no importa que la persona sea del partido contrario, de la religión o clase social que no nos gusta. Cuando un religioso está en guerra, condena, excomulga, disputa o discrimina, en ese momento deja de ser religioso. Cada vez que vamos a favor de alguien, a ayudar a alguien, estamos siendo religiosos, no importa de qué religión seamos.

No solo es religión la creencia inculcad, sino también la actitud de unión que se tiene con los demás. El hecho de estar en determinada creencia, no significa ser mejor que los demás. Se deja de ser religioso cuando se está en contra de alguien.

Algunos libros sagrados son fuente de información y puede que comunica quien es Dios y puede que conduzcan a la fusión con Él. Pero todos los libros son nada en comparación con vivenciar a Dios en uno.