DIOS INMANENTE Y DIOS TRASCENDENTE

“Dios Inmanente” y “Dios Trascendente” son dos formas de abordar el conocimiento y la realización de Dios, para su estudio y comprensión.

 

“DIOS INMANENTE” es Dios dentro de cada humano, en el “microcosmos”, como “El Ser Interno” o la “Chispa Chispa”.

 

Dios, con toda Su inmensidad, infinitud, bondad y deseos de producirte “Bienestar”, está dentro de ti, como tu “Ser Interno”. Tú puedes pensar y meditar: “Yo Soy la Presencia de Dios dentro de mí”. Eso lo puedes decretar cada vez que te acuerdes, para ir desenvolviendo la conciencia de que Dios vive en ti.

 

“DIOS TRASCENDENTE” es Dios en el Macrocosmos, como en el “Ser Supremo”, el “Gran, Gran, Gran Sol Espiritual Central”.

 

“Dios Inmanente” y “Dios Trascendente” son “UNO” e indivisibles, porque “Dios Inmanente” está contenido dentro de “Dios Trascendente”, y al contrario también. Ante cualquier situación conflictiva, reconoce cuál es el Aspecto de Dios opuesto y decrétalo.

 

Si hay maldad, Dios es Bondad.

Si hay amenazas, Dios es Protección.

Si hay temor, Dios es Fe.

Si hay odio, Dios es Amor.

Si hay discordancia, Dios es Armonía.

Si hay fealdad, Dios es Belleza.

Si hay engaño, Dios es Verdad.

Si hay enfermedad, Dios es Salud.

Si hay carencia, Dios es Provisión y Abundancia.

Si hay confrontación, Dios es Paz.

Si hay desorden, Dios es Orden Ceremonial.

Si hay negatividades, Dios es Transmutación.

Si hay opresión, Dios es Libertad.

Si hay corrupción, Dios es Justicia.

Si hay faltas, Dios es Perdón.

 

 

 

NOTA: Para ampliar el tema, leer el libro “Todo” del mismo autor.

 

 

Extracto del Libro “Pilares de la Metafísica”, de Rubén Cedeño.

Please reload

Artículos Destacados

ACEPTEN EL SENTIMIENTO DE PAZ DE GAUTAMA

March 27, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes

March 30, 2020

March 25, 2020

Please reload

Archivo
Please reload