LIBERACIÓN DEL SUFRIMIENTO

No hay que quedarse con el sufrimiento existe y conocer sus causas; con esto no se hace nada. Hay que aceptar y accionar enérgicamente su eliminación o liberación. Conociendo la causa del sufrimiento y partiendo de allí, se pueden ejercer las soluciones; entonces es cuando surge el Buddhadharma, la Enseñanza Clarificadora o Iluminada, que se comunica, se aprende y practica, que permite liberarse de los problemas y los sufrimientos de la vida.

Fuente: Gautama de Rubén Cedeño