ÉPOCA NAVIDEÑA


Estamos entrando en un período del año en que la humanidad recuerda el nacimiento del Niño Jesús y piensa en sus padres, José y María. Consideren la protección y el amor que le dieron a ese Niño Santo para asegurarse de que crecería hasta la madurez y cumpliría su misión espiritual en la Tierra. Antes de descender de los Reinos Celestiales a la presente encarnación, también estaban conscientes del servicio que se esperaba de ustedes. En la mayoría de los casos, en la conciencia externa, no están conscientes de los deberes que les han sido asignados; sin embargo, el Ser Crístico siempre está consciente de ello.

En la época del Nacimiento de Jesús, los Reyes Magos siguieron una estrella que los guió hasta Belén. Les aconsejo que sigan la Estrella y permitan que la Luz de sus propios Cristos los guíen para que descubran su propio Plan Divino. Antes de comenzar sus actividades diarias, inclínense ante esa Estrella en reverente obediencia, sabiendo que serán guiados, tal como lo fue el Maestro Jesús, por el Amor comprensivo de la Jerarquía Espiritual, que está agradecida por la oportunidad de asistirlos en todo momento.

Extraído del libro CAMINO DEL MEDIO de GAUTAMA