CONCENTRACIÓN


Cuando un bailarín, músico o actor le faltan cinco minutos para salir a escena, si vienen sus amigos, su mamá, sus conocidos, sus discípulos a hablar con él, no les puede prestar atención, porque él está concentrado en lo que va a hacer. A los facilitadores de Metafísica les pasa lo mismo antes de comunicar la charla, porque es algo tan delicado, y algunas veces más que un ballet o un concierto.


Esto hay que comunicárselo a los estudiantes para que no se ofendan si no se los saluda o se les dan besos antes de la actividad. Al final, cuando termine el concierto, el ballet o la charla, que vengan todos los aplausos, saludos, besos y abrazos.


Extracto del Libro “COMPASIÓN INFINITA” de Rubén Cedeño

Artículos Destacados
Artículos Recientes
Archivo
Seguinos en
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • YouTube Classic