Conny Méndez tenía sus amigas de la alta sociedad, multimillonarias, entre las que estaba Blanca Hugo de Madrid, quien dirigía un grupo llamado “Las Guaicas”. Era un grupo de señoras ricas que se reunían para solucionarle los problemas a la gente de bajos recursos económicos, como comprarle una máquina de coser a una señora que no tenía, o darle de comer a otra, así sucesivamente. Conny Méndez me llevaba a esas reuniones. Hay quien piensa que en la Metafísica, por Amor Compasivo, hay que dedicarse a regalar máquinas de coser y cocinar todos los días para darle de comer a la gente hambrienta.

 

Cada vez que salíamos de “Las Guaicas”, Conny Méndez me decía: “Nunca te dediques completamente a hacer caridad física y abandones enseñar. Lo más importante es enseñar a la gente a pensar, para que sea positiva y no tenga que estar esperando que le regalen máquina de coser, ni haciendo fila para recibir un plato de sopa, porque ella misma se lo puede conseguir; no solamente la  máquina de coser, sino todo lo que le dé la gana. Las Guaicas hacen eso porque están atrasadas, se quedaron en la Era de Piscis. Yo estoy en la Era de Acuario y tú también”.

 

Si uno va por la calle y alguien pobrísimo le dice: “tengo hambre”, uno le compra un sándwich; pero ese no es el mayor “Amor Compasivo”, sino enseñarle a conseguirlo. Los facilitadores espirituales y sus grupos deben ser una ONG mental y espiritual, que ayude a pensar positivo para arreglar su mundo.

 

 

Extracto del Libro “COMPASIÓN INFINITA” de Rubén Cedeño

Please reload

Artículos Destacados

PLANOS Y CONSTITUCIÓN HUMANA

February 19, 2020

1/10
Please reload

Artículos Recientes

February 15, 2020

Please reload

Archivo
Please reload