MI YO PERSONAL


Mi yo personal y mi Alma

son, en esencia, una sola realidad

que se manifiesta

por medio de tres aspectos,

por lo tanto, son un reflejo

de la "Trinidad de la Deidad".

En realidad no hay

separación o dualidad,

sino simplemente un "Hijo de Dios"

en manifestación,

cuya naturaleza es Luz.