¿QUÉ PUEDO HACER?


Tú puedes decirme: "Bueno, en mi posición actual, ¿qué puedo hacer?". Supongamos que tus finanzas son muy limitadas, que tu posición en la vida no es muy importante para los sentidos humanos, y Me dices: "Bueno, qué puedo hacer?". En el nombre de Dios, tú puedes hacer una de las cosas más poderosas del mundo: ¡Emite esos Poderosos Decretos para que se manifiesten en los mundos mental y emocional de la humanidad, y rendirás un servicio que no puedes imaginar!, porque el Poder de tu "Presencia" es Luz que se manifiesta y vibra a través de los mundos mental y emocional de los seres humanos, haciendo que estos sentimientos sean más fuertes, llenándolos con el Poder de la Luz, el cual no es destructivo.