NĀGĀRJUNA


Lord Koot Hoomi encarnó como Nāgārjuna en el año 223 después de J. C., siglo II de nuestra era, en el sur de la India, en una familia rica de la casta de los brahmanes. Su padre no podía tener hijos, pero los sabios le comunicaron que si alimentaba a cien brahmanes, podría concebirlo; así lo hizo, y nació Nāgārjuna. Luego le predijeron que moriría, pero que, si alimentaba a cien brahmanes más, viviría; así lo hizo, y Nāgārjuna vivió. Nāgārjuna fue formado dentro de la filosofía védica. Más adelante, los sabios predijeron que a los siete años Nāgārjuna moriría, y su padre, para no ver su muerte, hizo que los sirvientes se lo llevaran, y así lo dejaron en la puerta de la universidad del Buddhadharma de Nalanda, la universidad más antigua del mundo, que data de unos 2.000 años atrás. Un brahmán llamado Sārada escuchó a Nāgārjuna recitar los versos del Samaveda y lo invitó a incorporarse dentro de la universidad, donde se entregó a estudiar las enseñanzas del Señor Gautama y se las aprendió completamente de memoria en noventa días. Para salvarlo de su muerte, el día antes de su cumpleaños, le hizo recitar los decretos de Amida Buddha y así se salvó.

Extraído del libro INSTRUCTOR MUNDIAL de Rubén Cedeño